This post is also available in: en

Tanto si conoce el mundo de la traducción como si no, esta guía breve le servirá de presentación de los cinco principios fundamentales que forman la base de nuestros proyectos aquí en Ultimate Languages.

1. Traductores profesionales

Lo primero que hay que señalar es que no todo el que habla otro idioma es traductor. Es cierto que le puede pedir a un compañero que hable un poco de alemán que mire rápidamente un correo para hacerse una idea de qué va, pero ¿confiaría en ese mismo colega lo suficiente para traducir el contenido de su sitio web, o un contrato legal? Seguramente no.

Y aquí es donde entran las empresas de traducción como Ultimate Languages. Trabajamos exclusivamente con traductores profesionales que han estudiado un grado de traducción, o que llevan un mínimo de cinco años trabajando como traductores.

Los mejores traductores traducen únicamente a su lengua materna, se especializan en uno o dos campos concretos, y atienden a su actualización profesional participando en eventos y formación del sector.

Estos son los traductores que le interesan, ¿pero cómo encontrarlos?

Cuando empiece a trabajar con una empresa de traducción, nosotros siempre recomendamos familiarizarse con el trabajo y el estilo de sus traductores mediante un proceso de comparación de muestras de traducción. Lo normal es proporcionar a la empresa un texto breve de su elección, de no más de dos párrafos, para que lo traduzcan varios de sus traductores más adecuados.

Claro está, la única forma de evaluar estas muestras de traducción es pidiéndole a un compañero que sea hablante nativo de ese idioma que revise el texto e identifique a los traductores que mejor se adapten a sus requisitos y a su estilo. Asegúrese de tener a alguien preparado para revisar las muestras antes de solicitarlas.

Si necesita traducciones con frecuencia, es importante trabajar con su socio de traducción para reunir una cartera de traductores preferentes que, con el paso del tiempo, se convertirán en una prolongación de su propio equipo; y aquí es donde entran en juego los dos principios fundamentales siguientes.

2. Guías de estilo

Una vez seleccionado el equipo de traductores, empieza la verdadera preparación. Aunque conozcan la industria y se hayan hecho una idea del tono que utiliza la empresa en sus comunicaciones, aún queda mucho por hacer.

Como sabrá, el estilo de redacción es algo totalmente subjetivo, y lo que a mí me gusta a usted puede parecerle horroroso. ¿Cómo se supera algo así? Pues lo más sencillo es proporcionarnos cualquier guía de estilo o de tono que ya haya creado su empresa, que puede estar en su lengua materna o en la lengua de destino en la que necesita la traducción.

Nuestra experiencia es que hay muchas empresas que no cuentan con este tipo de guía, así que depende de nosotros trabajar con nuestros clientes para crear esta documentación.

El proceso puede empezar respondiendo a varias preguntas y proporcionando ejemplos de contenidos que ya se hayan traducido, cuyo estilo guste especialmente a sus equipos en cada país. Cualquier tipo de material de referencia puede ayudar a sus traductores a entender el estilo que está buscando, y el que no…

3. Glosarios

… y lo mismo sucede con la terminología.

Cada industria suele tener palabras, frases y expresiones que hay que respetar, y es posible que su empresa cuente con terminología interna propia. La única forma de asegurarse de documentarla y utilizarla de forma homogénea en todos los idiomas en los que necesita crear contenidos es mediante la creación de glosarios.

Existen muchos tipos de glosarios distintos, y aquí tenemos varios ejemplos:

  • Específicos de la empresa
  • Específicos del sector
  • Términos no traducibles
  • Opciones de software de interfaz de uso
  • Palabras clave para SEO

La mejor forma de empezar es ver lo que ya tiene en su propio idioma. Partiendo de esta base, su socio de traducción trabajará con usted para traducir lo que ya tiene, o utilizarlo como la base para crear glosarios en cada uno de los idiomas de destino.

Al igual que con la revisión de muestras de traducción, es importante disponer de un hablante nativo en su empresa que pueda dar su aprobación a los glosarios antes de empezar a utilizarlos.

También es importante señalar que conforme van evolucionando la industria y su empresa, será necesario revisar estos glosarios para asegurarse de mantenerlos lo más actualizados posible. Recomendamos revisar los glosarios cada dos años como mínimo.

4. Herramientas estándar de la industria

Atrás quedaron ya los días en los que los traductores tenían que trabajar con documentos impresos y escribir su traducción en paralelo, con las consecuentes tareas repetitivas que había que hacer y que a menudo costaban más dinero al cliente. En su lugar, hoy día los traductores y las empresas de traducción utilizan herramientas de traducción asistida por ordenador estándares en la industria, también conocidas como herramientas TAO (o herramientas CAT por sus siglas en inglés).

Estas herramientas se utilizan para garantizar la calidad y la coherencia interna, a la vez que para reducir los gastos del cliente con el paso del tiempo. Los glosarios pueden integrarse con las herramientas para garantizar que se utilice la terminología aprobada en la traducción, mientras que los controles de calidad integrales permiten tanto a los traductores como a los gestores de proyectos asegurar la calidad antes de la entrega.

Probablemente el aspecto más importante de las herramientas TAO sea la creación de memorias de traducción. Una memoria de traducción es una base de datos bilingüe que se crea a partir de los contenidos que se van traduciendo y se almacenan para futura referencia, lo que a largo plazo ahorra tiempo y dinero.

Para obtener más información sobre las herramientas TAO, lea nuestro próximo blog aquí.

5. Flujos de trabajo a medida

En Ultimate Languages sabemos que no hay dos empresas que tengan exactamente los mismos requisitos de traducción. Siempre existen diferencias concretas que hay que tener en cuenta durante el proceso de traducción. Si desea leer más sobre este tema en más detalle, consulte nuestros blogs sobre traducción técnica, de marketing y de sitios web.

Entre los factores más importantes que deben incorporarse en todo flujo de trabajo se encuentran:

  • El formato de los archivos
  • La materia
  • ¿Traducción, transcreación o redacción de textos?
  • Requisitos tecnológicos
  • Corrección interna o en el país de distribución
  • Plazos de entrega

Es de importancia crítica trabajar con su socio de traducción para responder a todas las preguntas que pueda tener sobre sus procesos internos —y tenga en cuenta que habrá muchas preguntas al principio de una colaboración— ya que de este modo obtendrá la mejor solución para su empresa.

En Ultimate Languages sabemos que estas cosas pueden ser bastante complicadas, y por eso uno de los valores de nuestra empresa es precisamente simplificar las soluciones de traducción más complejas para nuestros clientes.

Y esos son los cinco principios fundamentales de cualquier proyecto de traducción. Si ha solucionado esos cinco puntos antes de empezar un proyecto de traducción, tendrá el éxito asegurado. ¡Pero no se salte ninguno! Nuestra experiencia nos dice que los proyectos que se basan en estos cinco principios fundamentales logran traducciones de mejor calidad y los clientes quedan más satisfechos, y podemos hacer lo mismo para su empresa.

Si tiene alguna pregunta o desea saber más acerca de cómo ponemos en práctica estos principios en Ultimate Languages, envíenos un mensaje desde aquí.